Me aburro.

¡Me aburro, me aburro, me aburro!

Estoy malito, hoy me llevaron al sitio ese donde los humanos van de blanco y me dan chuches, pero la verdad es que no me caen muy bien, porque muchos mimitos al principio y cuando me distraigo… ¡ picotazo ! Hoy no me hicieron daño, fue peor; me prohibieron ir a jugar con mis amigos, por lo visto tengo en una pata no se que cosa, que también tiene Cristiano Ronaldo, yo pensé que eso sería bueno pero por lo visto no… Mi humana me llamó “bestia parda” y me dijo que de correr nada que en casita de reposo.

28687437634_f80a536971_b

Tambíen me tengo que tomar unas pastillas, pero como si no me dan jamón york no me las tomo, la cosa me sale bien.

La verdad es que la pata me duele desde hace un par de días, sobre todo cuando me levanto por la mañana, no puedo evitar chillar y mis humanos no están acostumbrados a que me queje y se les ve muy asustados.

Intentaré ser bueno… pero me va a costar.

29043863232_05c1969e9a_h.jpg

Anuncios

La nieve.

Me desperté por la mañana pensando que iba a ser un día como otro cualquiera, pero rápidamente me di cuenta que había un ambiente especial, mis humanos a toda pastilla por casa, bocadillos, mi comida en un tupper… ¡ Nos íbamos de excursión!

Iban con muchísima ropa encima y tenían una pinta de lo más rara, estaban especialmente contentos.

Nos subimos al coche, yo siempre voy  en el asiento de atrás con la correa de seguridad, aunque lo llenó todo de pelos…

camerazoom-20160809203750607
Más chula que un ocho.

 

Pronto entendí lo del exceso de  ropa de mis humanos, menudo frío, se me quedaron las orejas congeladas. ¿Pero que era todo aquello? Era como la arena de la playa pero en helado.

 

_acg8742-copia
¡ Que pasada !

Hacía frío pero en cuanto me pegue unas carreras se me paso y corrí y salté hasta que me quede agotado, recuerdo ese día como uno de los más divertidos de mi vida.

 

Me muero de ganas de volver a la nieve, este invierno todavía no hemos podido ir, pero si de algo estoy seguro es que con lo que disfrutamos el año pasado mis humanos me volverán a llevar. Es la suerte de ser una familia….

_acg8618-copia

Dormir.

Lo de el lugar para dormir es un tema complicado para nosotros los perros, yo desde un primer momento he tenido claro que quería dormir en la cama grande con mis humanos, pero ellos no estaban mucho por la labor. No me quedó más remedio que trazar una estrategia y hoy os he de decir que duermo con ellos, pero mi trabajo me costó.

dscf4249-copia
Si soy como una angelito…

Al llegar a casa la primera vez me pusieron una mantita en el suelo y me dijeron que ese era mi sitio, yo miraba para ellos tirados en el sofá y pensaba “tienen que estar de broma”, así que decidí tener una lucha encarnizada con la manta hasta que a la pobre no le quedaba ni un agujero más.

20150925_150407
No me digáis que no doy pena…

Un dia se fueron de compras y vinieron con una camita de esas de espuma, muy mona y calentita…. me duro 1 dia jijijij.

20151120_134801
Muevete, muevete ahora si puedes. ¡Muerta!

Al día siguiente un poco mosqueados vinieron con otra igual pero de plástico muy duro, me costó un poco más, pero en una semana me la cargue.

20151124_204310
Esto parece una bañera, no me gusta, no me gusta nada.

Así que al final me dejaron subir a dormir al sofá, era invierno, se me me quedaban las orejas frías, en fin un drama… carita de pena y ale para arriba.

 

El sofá ya era mío, estuve unas semanas encantado, pero jo ellos estaban juntos y yo solito en la sala, así que decidí empezar a subirme a la cama cuando estaban dormidos, hay que ir pasito a pasito.

camerazoom-20160216212012402
Menuda bronca me echaron cuando me pillaron ayayay

Desisti por unos días y lo intente con “la nena” que es como mis humanos llaman a su hija, ella dormía solita y seguro que le hacía ilusión compartir su cama conmigo.

 

No fue buena idea…. me disfrazaba, me achuchaba y encima se enroscaba en las mantas y me dejaba muerto de frío, que va… tenía  que volver a intentarlo en la cama grande.

 

20160702_000858.jpg
Y como seguro que ya os imagináis…. la cama grande ¡ es mía!

Amigos.

¡Ay los amigos! Como molan, son lo mejor que hay.

_acg7810-copia
Thor y Jana.

Estoy deseando encontrar a alguno de ellos cuando salgo de paseo, poder jugar a los bestia correr y acabar en el suelo panza arriba porque ya no puedo más.

dscf2790-copia

A mis humanos les encanta ver como juego con otros perros, sobre todo porque cuando llegó a casa no tengo fuerzas ni para levantarme cuando abren la nevera… bueno venga…no os voy a mentir, la nevera es la nevera.

dscf3507-copia
Nico y Thor.

Cuando era más pequeño hacer amigos era fácil, casi todos los perros querían jugar conmigo, ahora es más complicado… Con los pequeños no suelo congeniar yo creo que los asusto, los machos grandes intentan dominarme y las hembras son un poco gruñonas.

Soy feliz por poder correr y jugar como un loco y  descargar adrenalina, me hace sentir muy bien. Tengo mucha suerte de poder hacerlo casi a diario, solo espero cada noche que al dia siguiente no llueva, odio la lluvia.

Palos.

Los palos son el sueño de cualquier perro, cada vez que salgo a la calle me encuentro con alguno y todos son diferentes; grandes, pequeños, con muchos olores y sabores.

Lo que más me fastidia es que solo me dejen jugar un poco con ellos y luego no me los pueda llevar a casa.

Lo  divertido es cuando me empeño en que me lo quiten,  cuando mis humanos se descuidan mamporrazo que les pego en la piernas y ale a todos a correr.

 

A veces  hay amigos con lo que puedes compartir tus palos, pero sin pasarse… solo les dejo que los muerdan un poco.

 

dscf3068-copia
Thor y Nico

 

 

Pero los palos también tienen sus inconvenientes… alguna vez me emociono, los astillo y me trago un trozo y  me duele un montón la tripa…

_ACG7884 copia.jpg

 

Monstruos varios.

Creo que el tema de los perros y los humanos ya lo tengo dominado. Los humanos son fáciles me acercó trotando un poco y moviendo el culete y son míos. Lo de los perros es un poco más complicado, de los pequeños paso porque me ladran y los grandes si cuando me ven se echan en el suelo es que quieren jugar, nada está chupao.

El problema son los raros, los monstruos pequeños y que vuelan… mi humana los llama moscas, no me gustan nada, me da una mala leche que me toquen o vuelen a mi alrededor haciendo ese ruido infernal… y no hay quien las coja. Las he declarado mi enemigo más terrible en el mundo mundial.

Luego están esos monstruos gigantes que nos encontramos en los paseos por el campo, yo les ladro para ver si se asustan y no se acercan mucho, aunque con sinceridad me dan mucho miedo…, pero shhhh yo soy un chico valiente, si mis humanos miran hasta gruño para que vean que yo les protejo.

 

_acg4858-copia
¡Acércate valiente! Desde aquí soy mal alto que tú.

 

 

_acg4908-copia
¿Me está mirando? Ay ay ay que no me esté mirando.

 

 

picsart_11-18-12-02-22
Ups

 

 

20151102_122211
– Yo ser perro, ¿tu que ser?

 

 

 

Pero todavía hay otros monstruos más pequeños, que trepan a sitios que ni os podéis imaginar, esos si que dan miedo….

_ACG0753 copia.jpg
¡Mira mira mira miraaaaa!

 

 

Al fin y al cabo yo soy muy valiente y no me voy a acobardar por todos estos monstruos, me encanta salir de paseo,  ¡me lo paso pipa!

La playa.

Arena… menudo subidón, cada vez que recuerdo mi primer día en la playa hasta babeo. Cuando íbamos de camino notaba que mis humanos estaban emocionados y eso me hacía estar nervioso y tener ganas de llegar.

Cuando baje del coche  ¡guauuu que de olores! se me hundían las patas en la arena, había un montón de perros,  la playa era increíble.

Hemos hecho de ir a la playa una costumbre y siempre que podemos hacemos una escapada, esta es una de las cosas por la que  quiero tanto a mi famlia, pongo el coche perdido de arena, la casa tambien, pero aun así me llevan a la playa a correr porque saben que me lo paso pipa.

La pena es que solo podamos ir en invierno, porque en verano nos tienen prohibida la entrada a los perros, no entiendo porque… yo me porto muy bien; a no ser que vea algún niño con una pelota o un caldero… entonces me pongo a jugar yo también, la última vez le cogí un caldero a un niño y me puse a correr como un loco, cuando me di cuenta la mamá del niño, el niño y mis humanos estaban corriendo detrás  persiguiéndome, fue muy divertido, todavía no se por qué luego me pusieron la correa un rato algo enfadados….

Al principio me daba miedo el agua, pero poco a poco fui probando a mojar las patas  y es divertido jugar con  las olas.

Pero lo mejor de todo es que en la playa haces un montón de amigos.