Palos.

Los palos son el sueño de cualquier perro, cada vez que salgo a la calle me encuentro con alguno y todos son diferentes; grandes, pequeños, con muchos olores y sabores.

Lo que más me fastidia es que solo me dejen jugar un poco con ellos y luego no me los pueda llevar a casa.

Lo  divertido es cuando me empeño en que me lo quiten,  cuando mis humanos se descuidan mamporrazo que les pego en la piernas y ale a todos a correr.

 

A veces  hay amigos con lo que puedes compartir tus palos, pero sin pasarse… solo les dejo que los muerdan un poco.

 

dscf3068-copia
Thor y Nico

 

 

Pero los palos también tienen sus inconvenientes… alguna vez me emociono, los astillo y me trago un trozo y  me duele un montón la tripa…

_ACG7884 copia.jpg

 

Anuncios

Monstruos varios.

Creo que el tema de los perros y los humanos ya lo tengo dominado. Los humanos son fáciles me acercó trotando un poco y moviendo el culete y son míos. Lo de los perros es un poco más complicado, de los pequeños paso porque me ladran y los grandes si cuando me ven se echan en el suelo es que quieren jugar, nada está chupao.

El problema son los raros, los monstruos pequeños y que vuelan… mi humana los llama moscas, no me gustan nada, me da una mala leche que me toquen o vuelen a mi alrededor haciendo ese ruido infernal… y no hay quien las coja. Las he declarado mi enemigo más terrible en el mundo mundial.

Luego están esos monstruos gigantes que nos encontramos en los paseos por el campo, yo les ladro para ver si se asustan y no se acercan mucho, aunque con sinceridad me dan mucho miedo…, pero shhhh yo soy un chico valiente, si mis humanos miran hasta gruño para que vean que yo les protejo.

 

_acg4858-copia
¡Acércate valiente! Desde aquí soy mal alto que tú.

 

 

_acg4908-copia
¿Me está mirando? Ay ay ay que no me esté mirando.

 

 

picsart_11-18-12-02-22
Ups

 

 

20151102_122211
– Yo ser perro, ¿tu que ser?

 

 

 

Pero todavía hay otros monstruos más pequeños, que trepan a sitios que ni os podéis imaginar, esos si que dan miedo….

_ACG0753 copia.jpg
¡Mira mira mira miraaaaa!

 

 

Al fin y al cabo yo soy muy valiente y no me voy a acobardar por todos estos monstruos, me encanta salir de paseo,  ¡me lo paso pipa!

La playa.

Arena… menudo subidón, cada vez que recuerdo mi primer día en la playa hasta babeo. Cuando íbamos de camino notaba que mis humanos estaban emocionados y eso me hacía estar nervioso y tener ganas de llegar.

Cuando baje del coche  ¡guauuu que de olores! se me hundían las patas en la arena, había un montón de perros,  la playa era increíble.

Hemos hecho de ir a la playa una costumbre y siempre que podemos hacemos una escapada, esta es una de las cosas por la que  quiero tanto a mi famlia, pongo el coche perdido de arena, la casa tambien, pero aun así me llevan a la playa a correr porque saben que me lo paso pipa.

La pena es que solo podamos ir en invierno, porque en verano nos tienen prohibida la entrada a los perros, no entiendo porque… yo me porto muy bien; a no ser que vea algún niño con una pelota o un caldero… entonces me pongo a jugar yo también, la última vez le cogí un caldero a un niño y me puse a correr como un loco, cuando me di cuenta la mamá del niño, el niño y mis humanos estaban corriendo detrás  persiguiéndome, fue muy divertido, todavía no se por qué luego me pusieron la correa un rato algo enfadados….

Al principio me daba miedo el agua, pero poco a poco fui probando a mojar las patas  y es divertido jugar con  las olas.

Pero lo mejor de todo es que en la playa haces un montón de amigos.

Thor

Empezaron a llamarme Thor, tarde tiempo en tener claro si mi nombre era Thor o Thor-no, todavía a veces me entran dudas. Creo que me gusta mi nombre, me gustan los superhéroes, de mayor igual soy perro policía… cómo Rex, ese que sale por la caja que habla, me gusta mucho cuando ladra, lo flipo, y mi humana se descojona, es un poco rarita…

Por fin tenía todas las vacunas en regla y empezaba la diversión, me llevaron a conocer mundo. Y lo más importante… conseguí el  objetivo número uno desde que entré por primera vez en casa… ¡Subirme al sofá! jajaja todos pusieron  cara de “adiós mundo cruel”.

20150816_1444201
Mi sofá, mi tesoro.

Por aquel entonces descubrí también  3 cosas que me apasionaron, los aspersores,  las mangueras y las pelotas. (Las zapatillas son mi punto débil pero eso mejor nos lo guardamos shhh)

_acg3256-copia
Primera carrera a lo loco.
_acg3307-copia
Descansando a la sombra.
_acg3537-copia
Persiguiendo una pelota.
_acg3942-copia
Me parto y me mondo.

La verdad es que me dormía en cualquier sitio, bueno como ahora…